¿por qué se propone un impuesto a las grandes fortunas en Latinoamérica?

Visitas : 5.589

Ocho nuevos milmillonarios a pesar de la pandemia: ¿por qué se propone un impuesto a las grandes fortunas en Latinoamérica?

Oxfam Internacional propuso aplicar un impuesto a las grandes fortunas de América Latina y el Caribe para reunir, al menos, 14.260 millones de dólares, “50 veces más de lo que ahora se estaría recaudando” actualmente, indica en su más reciente informe.

Según la organización, que agrupa a una veintena de organizaciones no gubernamentales (ONG) de todo el mundo, en la actualidad solo tres países de la región, que son Argentina, Colombia y Uruguay, cuentan con un impuesto al patrimonio y, en el mejor de los casos, se recaudan 281 millones de dólares.

La propuesta de la Oxfam, planteada en el documento “¿Quién paga la cuenta? Gravar la riqueza para enfrentar la crisis de la COVID-19 en América Latina y el Caribe”, es que se establezcan tributos del 2 al 3,5 % a los patrimonios de más de 1 millón de dólares en la región

Para su implementación, la Oxfam propone que sea un mecanismo impositivo de urgencia y solidaridad, aplicable durante varios años o por una sola vez; o que se lleven a cabo reformas tributarias integrales urgentes, que incorporen este impuesto a las grandes fortunas.

“Es urgente contar con el aporte extraordinaria de las rentas más altas, las grandes fortunas y los grandes patrimonios en cada país”, enfatiza la organización.

Los nuevos “milmillonarios”

En su informe, Oxfam Internacional dice que la riqueza de la “élite de supermillonarios” en la región ha crecido un 17 % desde mediados de marzo, cuando iniciaron las estrictas cuarentenas, que aún permanecen en algunos países.

Detalla que desde el principio de los confinamientos, “han aparecido ocho nuevos milmillonarios en la región —personas con un patrimonio superior a los 1.000 millones de dólares—, es decir un nuevo milmillonarios cada dos semanas”.

En otro documento, que acompaña al informe, Oxfam Internacional indica que el 18 de marzo, en la lista Forbes se contabilizaban 75 milmillonarios en la región, con una riqueza total de 282.600 millones de dólares.

“El 10 de julio, se contaban con 83 milmillonarios latinocaribeños en la lista Forbes, con una riqueza total de 343.100 millones de dólares”, mencionan.

Tomando en cuenta la misma lista de personas, 73 de estos milmillonarios, entre marzo y julio han visto crecer su riqueza en 48.200 millones de dólares, “lo que equivale a un tercio del total de los paquetes de estímulo de todos los países de la región”, explica la Oxfam.

Este panorama es más pronunciado en Brasil, el país de la región más golpeado por la pandemia. En el gigante sudamericano, sus 42 milmillonarios aumentaron su patrimonio neto de 123.100 millones de dólares en marzo, a 157.100 millones de dólares en julio.

En tanto, los siete empresarios más ricos de Chile incrementaron su patrimonio un 27 % durante la pandemia, hasta alcanzar los 26.700 millones de dólares.

El contraste

De acuerdo con estos datos, para la Oxfam es evidente que la pandemia del nuevo coronavirus “no afecta a todos por igual”.

Mientras existe esa élite que “se mantiene inmune al contagio de la crisis económica”, hasta 52 millones de personas podrían caer en la pobreza y 40 millones podrían perder sus empleos, un retroceso de 15 años para la región.

Las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), pese a ser igual de alarmantes, son más optimistas. En su más reciente informe, el organismo indica que la pobreza se incrementará en 45,4 millones en 2020, con lo que el total de personas en llegaría a 230,9 millones a finales de este año, “cifra que representa el 37,3 % de la población latinoamericana”.

Según las previsiones de la CEPAL, este año la economía en América Latina y el Caribe se contraerá 9,1 %; 0,3 puntos porcentuales por debajo de lo que pronostica el Fondo Monetario Internacional (FMI).

admin