Cómo un exrepartidor de pizza creó a sus 28 años una marca de ropa deportiva valorada en 1.400 millones de dólares

Cerca de 80 ‘influencers’ del mundo del ‘fitness’ le permitieron a Gymshark acumular dos millones seguidores en TikTok, casi el triple de gigantes del sector como Nike.

Desde que fue fundada en 2012 por el británico Ben Francis, la marca de ropa deportiva Gymshark se ha hecho desde entonces con una importante posición en este concurrido mercado. Para competir con los gigantes del sector, Francis apostó por una estrategia inusual: en vez de fichar a estrellas del deporte para convertirlos en la imagen de su marca, optó por atraer a decenas de ‘influencers’ del mundo del ‘fitness’ de diferentes redes sociales.

Así, por ejemplo, el baloncestista estadounidense LeBron James firmó con Nike un contrato vitalicio de casi de 1.000 millones de dólares para promocionar sus productos, mientras que la tenista japonesa Naomi Osaka recibe de la misma compañía más de 10 millones de dólares anuales. Mientras, Gymshark ofrece a sus patrocinados mucho menos dinero —desde 6.000 a más de 100.000 dólares al año, según estima Forbes— y no les exige cumplir con una serie de rigurosos requisitos, permitiéndoles hacer lo que quieran, siempre que lleven su ropa.

Como resultado de su estrategia, los alrededor de 80 ‘influencers’ contratados por Gymshark en el mundo del ‘fitness’ le permitieron alcanzar a la marca más de dos millones de seguidores en TikTok, superando ampliamente a los 700.000 usuarios que siguen a Nike en la plataforma de videos cortos.

En un comentario citado por la revista Forbes, Francis —quien anteriormente trabajó como repartidor de pizza para reunir el dinero con el que montaría su empresa— explicó que su enfoque le permite atraer a miembros de la llamada generación Z, que son en cierta medida inmunes a los métodos de promoción habituales.

“Los jóvenes solo quieren comprar marcas lideradas por una comunidad que se alinee con sus valores. [Así que] somos una comunidad que también vende cosas”, explica el empresario, de 28 años.

La estrategia de Gymshark ha resultado en un crecimiento explosivo no solo del número de seguidores, sino también de sus cifras financieras. Así, en el último año sus ingresos aumentaron en un 40 % hasta alcanzar los 330 millones de dólares.

En agosto, el 21 % de la compañía fue adquirido por 300 millones de dólares por la empresa de crecimiento General Atlantic. La participación restante de Francis es de unos 900 millones de dólares, calcula Forbes, que estima el valor total de la compañía en alrededor de 1.400 millones de dólares.

En un futuro cercano, Francis planea desarrollar el área de logística para efectuar entregas rápidas de sus productos y aumentar su presencia en EE.UU. El joven empresario comparó el éxito de Gymshark con la popularidad de la compañía fundada por Steve Jobs.

“Cuando Apple comenzó, fue adoptada por arquitectos, creativos y otros tipos de chicos geniales. Nuestros fanáticos cuentan sus macros y saben cómo hacer un peso muerto adecuado”, concluyó Francis.

admin