Abandono de la atención primaria: de ser la cura preventiva, pasa a ser el “ataúd” del sistema de salud

Abandono de la atención primaria: de ser la cura preventiva, pasa a ser el “ataúd” del sistema de salud

  • Para construcciones y equipamientos de nuevos centros de atención el Gobierno asigna al presupuesto del próximo año solo 212 millones de pesos

SANTO DOMINGO, RD.- Explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la atención primera en salud “puede abarcar la mayoría de las necesidades sanitarias de una persona a lo largo de su vida”. Y eso incluye la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.

La define como “un enfoque para la salud y el bienestar centrado en las necesidades y circunstancias de las personas, las familias y las comunidades”.

Y agrega que este enfoque aborda la salud y el bienestar físicos, mentales y sociales de una forma global e interrelacionada.

Basándose en el artículo 25, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la OMS declara que “la atención primaria se basa en un compromiso con la justicia social y la equidad y en el reconocimiento del derecho fundamental al goce del grado máximo de salud que se pueda logra”.

Y expone su importancia, al revelar que “la atención primaria es una forma muy eficaz y eficiente de abordar las principales causas y riesgos de la mala salud y bienestar de hoy en día, así como de afrontar los nuevos problemas que amenazan la salud y el bienestar del futuro”.

Y por si no fuera ya convincente lo que expone, agrega que también se ha observado que “constituye una inversión rentable, puesto que hay pruebas de que una atención primaria de calidad hace bajar los costos totales en sanidad y mejora la eficiencia al reducir el número de hospitalizaciones”.

Inversiones en nuevos centros de atención primaria.

A pesar del importante rol que desempeñan los centros de atención primera, según la OMS, en el Proyecto de Presupuesto General del Estado para el 2020, el Gobierno dominicano solo asigna una partida de 212 millones de pesos para la construcción y equipamiento de 33 nuevos centros de atención primaria.

Para el presente año, 2019, el presupuesto asignado a los centros de atención primaria asciende a unos RD$3,793.3 millones, lo que representa el 9.2% del presupuesto del Servicio Nacional de Salud, revela el informe Atención Primaria en Salud, divulgado por la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA).

Con relación al presupuesto total del Ministerio de Salud Pública, para el 2019, el de los centros de atención primaria representa el 4.6%, lo que significa que menos de cinco pesos de cada 100 son invertidos en el primer nivel de atención, según el estudio.

Salud en la comunidad

Y ese bajo porcentaje arde ante el hecho que, según ADESA, se estima que en este nivel de atención se resuelven entre el 70% y 80% de los problemas de salud de las comunidades, por lo que tiene una importancia fundamental en la planificación y gestión de los servicios en general.

También lo confirma la OMS cuando califica estos centros de atención como la “forma muy eficaz y eficiente de abordar las principales causas y riesgos de la mala salud y bienestar de hoy en día”.

Y de que hay pruebas de que una atención primaria de calidad “hace bajar los costos totales en sanidad y mejora la eficiencia” al reducir el número de hospitalizaciones

Esto contraste dramáticamente con lo expuesto por Oxfam en República Dominicana en su reciente informe Autopsia Fiscal: Evaluación de los Gastos e Ingresos del Gobierno Dominicano para Garantizar Derechos.

En ese análisis del gasto público, la institución revela que para periodo fiscal 2013-2019, los gastos en publicidad y propaganda gubernamental crecieron a un ritmo interanual de 12.6%, mientras que los renglones de impresión se incrementaron a una tasa de 34.7% interanual. “Este último rubro (Impresión y encuadernación) ha triplicado su asignación de recursos en el año 2019, con respecto a lo ejecutado del año 2018”, revela el informe.

Y agrega que, en 2018, solo la Presidencia gastó 1,192.6 millones de pesos en publicidad y propaganda.

El “ataúd” del olvido

Pero que la atención primaria sea relegada al “ataúd” del olvido, no solo involucra al sistema de público de salud.

Tal como publicó Diario Libre el martes pasado, bajo la firma de la periodista Lisania Batista, el ministro de Trabajo, Winston Santos, declaró que el sistema no tiene capacidad económica para soportar la implementación de la propuesta de la atención primaria, porque requiere de una cápita de RD$150 por afiliado, igual a RD$600 millones mensuales.

Y por esa razón, según el funcionario, el sistema del Seguro Familiar de Salud financieramente no lo soportaría por el momento.

Un SFS con el pecado desde la cuna

Así, se trata de un Seguro Familiar de Salud que bajo el mandato de una ley del 2001 nace 6 años después y mutilado por el recorte al Plan Básico de salud, para que después, 9 años más tarde, continúe mutilado por carecer del componente más importante para la salud de los afiliados, que tal como lo explica la OMS, son los centros de atención primaria.

La estrategia funcionó en el sector público, aunque limitadamente, pero el problema es mayor en el privado, porque los médicos especialistas se opusieron al mandato de la normativa, alegando el derecho de los pacientes al libre acceso al especialista, lo que violenta la disposición de la Ley 87-01 de Seguridad Social, que establece que la atención primaria es la entrada al sistema de salud.

En el 2007, los profesionales representados por el Colegio Médico Dominicano condicionaron la oferta de sus servicios a las administradoras de riesgos de salud a que en el marco del régimen contributivo del SFS se obviara la atención primaria, y desde ese entonces no ha habido forma ni manera para que los sectores involucrados en el Sistema Dominicano de la Seguridad Social se pongan de acuerdo en ese tema.

Esto explica el alto costo de bolsillos que los hogares pagan cuando asisten a los centros de salud privados, producto de la diferencia que los pacientes son obligados a pagar en efectivo para recibir los servicios médicos, que consisten en “copagos” exorbitantes e ilegales en la mayoría de los casos, sin que las autoridades intervengan.

Pero igual, es un Seguro Familiar de Salud en el que, en 2018, las administradoras de riesgo de salud obtuvieron ganancias acumuladas por un total de 3,176.8 mil millones de peso, según las estadísticas del Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales.

Según el informe Atención Primaria en Salud, publicado por Alianza Dominicana por la Salud (ADESA), el gasto del bolsillo de los hogares en servicio de salud se estima en 2.7% del PIB, lo que representa 116,591.8 millones de pesos al año. Si se reparten en partes iguales entre los hogares dominicanos representa un gasto extra anual para cada uno de los hogares que en promedio es de 43,879 pesos.

Y eso, sin atención primaria para la salud.

Author: admin
Tags