ATENCIÓN: Tratamiento de lesión de tejido blando subaguda

ATENCIÓN: Tratamiento de lesión de tejido blando subaguda

La lesión de tejido blando es aquella que se produce en las partes blandas del sistema músculoesquelético. Dicho sistema está formado por los tendones, ligamentos y músculos. El músculo es la unidad formada por un conjunto de fibras. Estas fibras son capaces de acortarse, por contracción, y estirarse debido a su elasticidad.

Por otra parte, el tendón es la parte del músculo que sirve de unión entre el propio músculo y el hueso. Los tendones trasmiten fuerza hacia el hueso para producir el movimiento.

Los ligamentos tienen una estructura similar a los tendones. Sin embargo, su función es unir y estabilizar los componentes que forman una articulación. La lesión de tejido blando se clasifica en dos categorías básicas. Estas son las lesiones agudas y las que son por abuso.

Lesiones agudas

lesión de tejido blando

Este tipo de lesiones son causadas por un traumatismo repentino, como una caída, un giro o un golpe. En esta categoría se incluyen, esguinces, distensiones y contusiones.

Esguince

Un esguince es un estiramiento y/o desgarro de un ligamento. Las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir esguinces son los tobillos, rodillas y muñecas. Según su gravedad se clasifican en:

  • Grado 1 o leve: se da un ligero estiramiento y un leve daño en las fibras del ligamento.
  • Grado 2 o moderado: en este grado hay un desgarro parcial del ligamento.
  • Grado 3 o grave: existe un desgarro total del ligamento causando inestabilidad y que la articulación no sea funcional.

Aunque la intensidad varia, el dolor los hematomas y la hinchazón e inflamación son comunes en los tres grados de los esguinces.

Distensión

Una distensión es una lesión de tejido blando que suele producirse por uso excesivo, fuerza o estiramiento. Las distensiones pueden ser desde un simple estirón hasta un desgarro parcial o completo en la combinación de músculo y tendón. Los síntomas más habituales de una distensión son:

  • Espasmos musculares.
  • Calambres.
  • Debilidad muscular.
  • Inflamación.

Lee también: Mejorar un esguince de tobillo con remedios complementarios

Contusión

Una contusión o moretón es el resultado de una fuerza externa o golpe. Debido la rotura de los vasos sanguíneos se produce el cambio de color. Incluso puede llegar a limitar el rango de movimiento.

Tratamiento de una lesión de tejido blando aguda

El tratamiento varía en función del tipo y gravedad de la misma. Cuando ocurre una lesión aguda, el tratamiento inicial que se aplica es el que corresponde al protocolo R.I.C.E, siglas que se refieren a términos ingleses y que se traducen en: descanso, hielo, compresión y elevación.

El descanso de la actividad que causo la lesión es fundamental junto con la aplicación de hielo o compresas frías durante 20 minutos varias veces al día. Además, para impedir que haya inflamación se aconseja hacer un vendaje elástico de compresión y mientras descansa elevar la lesión por encima del corazón.

El tratamiento de los esguinces leves se hace con R.I.C.E. Los moderados a menudo precisan un periodo de inmovilización y los más graves pueden llegar a requerir cirugía para reparar la lesión.

En cuanto a las distensiones, se recomienda el mismo que para un esguince: descanso, hielo, compresión y elevación. Esto debe ir seguido de sencillos ejercicios para aliviar el dolor y restablecer la movilidad. La mayoría de las distensiones leves responden bien la protocolo R.I.C.E.

Lesión de tejido blando por abuso

lesión de tejido blando

Este tipo de lesiones se produce de forma gradual con el paso del tiempo. Acaban apareciendo cuando una actividad física se repite con tanta frecuencia que el cuerpo no tiene tiempo suficiente para curarse. Dentro de esta categoría la tendinitis y la bursitis son las lesiones más comunes de los tejidos blandos.

Tendinitis

Esta lesión de tejido blando es una inflamación o irritación del tendón o de la cobertura del mismo. Normalmente se produce por una serie de esfuerzos repetidos que resultan agresivos para el tendón. Los síntomas típicos de la tendinitis son inflamación y dolor que empeora con la actividad.

También te puede interesar: Consejos para aliviar la tendinitis

Bursitis

Las bursas son unas pequeñas bolsas gelatinosas que se localizan alrededor del hombro, codo, cadera, rodilla y tobillo. Contienen una pequeña cantidad de liquido y se localizan entre los huesos y los tejidos blandos. De esta forma, actúan como cojines reduciendo la fricción. La bursitis es la inflamación de la bursa y se produce como consecuencia de pequeños esfuerzos repetidos.

Tratamiento de las lesiones por abuso

En el tratamiento de la tendinitis se recomienda el descanso, los medicamentos antiinflamatorios y ejercicios para mejorar la flexibilidad. Si la inflamación persiste puede originar un daño significativo del tendón, que puede requerir tratamiento quirúrgico.

La bursitis puede aliviarse con el cambio de actividad y si es necesario el empleo de medicamentos antiinflamatorios. Si no mejora, es posible que sea necesario eliminar el liquido de la bursa.

Author: admin
Tags