Niños especiales son los mas afectados con clases virtuales

Visitas : 5.566

Niños especiales son los mas afectados con clases virtuales

SANTO DOMINGO.-  Madres de niños regulados o especiales como se les conoce afrontan serias dificultades para el manejo de la educación virtual de estos, ante la falta de programas específicos para lidiar con su enseñanza y las terapias físicas.

Entre estos casos figuran mamás de infantes hiperactivos, con síndrome de down, autistas u otras condiciones, que de por si, en tiempos normales a la situación de aislamiento por el COVID-19 demandan de ayudas.

El común denominador de esas mujeres ‘heroínas” es que tienen que quedarse por completo en teletrabajo, terminando agotadas por no tener el descanso que en tiempo atrás le brindaba la escuela presencial.

A parte de ese dilema, cargan con el fardo del doble gasto de colegios y las terapias de 2 o 3 veces por semana con un costo superior a los mil pesos por día, que en estos momentos también son limitadas.

Los niños regulados necesitan atenciones adicionales debido a deficiencias médicas, emocional o de aprendizaje, como también demandan terapia o ayuda adicional en las escuelas y colegio de profesionales especializados.

Testimonios

“Mi niño tiene ocho años, con la condición de autismo y lo tenemos en un colegio, pero ahora es que ellos están implementando la virtualidad, y como que están improvisando, no tienen un patrón a seguir porque esto nunca se había hecho, creo que los demás están en la misma situación”, revelo Elizabeth Soto, madre preocupada porque en el país no hay los programas que necesitan esos chicos.

Su niño cursa el tercer grado, y aún no sabe leer. Aunque entiende que se están creando aulas para la inclusión, las exigencias y particularidad de cada uno es distinta. Igual, no pueden llevar los niños a las terapias regulares.

El contacto

Tras reconocer la deficiencia que tienen los autistas, la defensa baja y que en termino de salud le conviene el aislamiento, Albania Núñez pone de relieve la necesidad que por igual sienten estos del contacto físico con el profesor o el terapeuta.

“Como tienen deficiencia con relación a la vista, sus clases deben ser presencial, ver los objetos para reaccionar, desvían las miradas y estar en una pantalla les he difícil responder a un estímulo”, comenta Núñez, con único hijo autista, de diez años.

Marulis Reyes Guzmán, tiene cinco niños, tres de estos residentes en Estados Unidos y dos pequeños a cargos aquí, de los cuales Alonso de cinco años, es hiperactivo, y asegura que desde que inicio la pandemia ha llevado una situación muy cuesta arriba.

“Imagínese, estos niños no duermen, desde las cinco de la mañana despierta y se la pasa moviéndose, antes cuando iba a la escuela llegaba agotado y se rendia. Yo con mil cosas que hacer no es fácil”, comenta Marulis, quien asegura que  su gran deseo seria tener la experiencia docente especializada para manejar el caso y su teletrabajo.

Afirma que sentarse a ver un programa y tratar de centrarlo es una odisea. Decidió también inscribirlo en una escuela publica porque pagaba mucho dinero sin resultados; durante la pandemia no lo lleva con frecuencia a la terapia.

Para Kiusa Cos, el problema de su niña con 9 anos es la falta de preparación de los centros en cuanto a la plataforma virtual, lo que al inicio de la pandemia les hizo perder muchas horas de clases.

“Entiendo que ese modelo educativo no lleno la expectativas”, significó Cos tras especificar que los alumnos especiales no se concentran y se veía obligada a asumir el rol de maestra.

Al igual que ellas, otras madres que prefirieron no identificarse, que tienen hijos con Síndrome de Down, carentes de recursos, externaron su preocupación por la falta de acompañamiento de expertos que les oriente en cuanto al nuevo sistema.

Inteligencia comprometida

De acuerdo con la neuro psicóloga Zogainne Vásquez, normalmente las personas con niños o niñas regulados afrontan necesidades diferentes y ameritan de acompañamiento, sea de una maestra, un familiar o un psicólogo que vaya en algunas ocasiones a la casa.

“Lo peor que puede pasar es que los niños no hagan nada, esta alternativa virtual no es la ideal, pero es la opción que hay. Entonces perder el habito de estudio es peor, lo importante es solicitar la ayuda que requieren esos infantes”, comentó Vásquez tras reconocer que se trata de una situación compleja.

Cos maneja un centro de psicología general y labora en un colegio y asegura que la inteligencia emocional de los niños en el sistema a distancia se ve muy comprometida.

El lado amable de la crisis, es la seguridad sanitaria, recomienda a los padres a no predisponerse, y no resistirse al cambio en los casos que puedan manejar.

Detalles

Plan. En el 2019 el Ministerio de Educación presentó el “Plan Nacional para la Educación Inclusiva”, enfocado a estudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo.

Integración. Escuelas deben garantizarles a todos los alumnos sus derechos y accesibilidad a la hora del aprendizaje.

admin