Escándalo por caso OISOE traza pauta para reformas en el Estado

Visitas : 5.615

Escándalo por caso OISOE traza pauta para reformas en el Estado

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Durante el período de transición para el traspaso de mando y un nuevo gobierno a partir del 16 de agosto, el escándalo que estremeció la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) por malos manejos administrativos que determinaron incluso un suicidio en sus instalaciones, ha sido señalado como un ejemplo de las prácticas que deben ser erradicadas, y de ahí la decisión de suprimir ese organismo.

La OISOE tiene ya sus días contados tras un historial de escándalos de corrupción, extorsión, sobrevaluaciones, duplicidad de funciones y a tres años de las manifestaciones que pedían su eliminación, ya que dejará de funcionar en el gobierno de Luis Abinader.

El anuncio ha recibido el respaldo de actores políticos y de la sociedad civil que coincidían en que OISOE duplicaba funciones del Ministerio de Obras Públicas, institución a la que previsiblemente pasarían algunos de sus empleados, pero la expectativa está ahora centrada en si además se aplicarán sanciones efectivas a los responsables de las irregularidades cometidas.

En sus casi 33 años de existencia la OISOE ha sido blanco de grandes cuestionamientos que van desde sus directores hasta funcionarios acusados de integrar una mafia para extorsionar desde la institución, situaciones que solo dejaron de registrarse durante la última administración del organismo que asistirá a su final.

Uno de los primeros escándalos salió a la luz pública durante la gestión de Félix Bautista, quien hasta el 2000 fue director de OISOE, tras ser señalado como el supuesto responsable de sobrevaluar por 50 millones de pesos la construcción de la carretera que comunica San Juan y Vallejuelo.

Los señalamientos lo mantuvieron retenido en la cárcel de Najayo en el entre 2000 y 2001 por seis meses, pero posteriormente fue descargado. En el 2004 el entonces presidente Leonel Fernández lo volvió a poner al frente de OISOE, puesto en el que estuvo hasta el 2010 para entrar al Congreso Nacional.

Con el escándalo de Bautista se destapó que la OISOE tenía más contratos que obras. El expediente formulado por el Ministerio Público no prosperó y el caso finalmente fue archivado.

Para 2012 la institución volvió a ser blanco de acusaciones, esta vez por retrasos en los pagos de las cubicaciones de la construcción de escuelas por parte del Programa Nacional de Edificaciones Escolares iniciado en el gobierno de Danilo Medina. Esto a pesar de que se había prometido que estos pagos estarían saldados antes de que terminara el gobierno de Leonel Fernández.

Otro escándalo giró en torno a las denuncias documentadas sobre la sobrevaluación en la remodelación del Hospital Darío Contreras. En esa obra se presupuestó inicialmente 886 millones en 2013 pero en 2015 el costo era de 1,500 millones.

Miguel Pimentel Kareh, entonces director de OISOE, dijo que los señalamientos respondían a intereses políticos y que el aumento en los montos se debía a que inicialmente el monto era para remodelar pero que al final se hicieron construcciones nuevas en el hospital.

Ese mismo director posteriormente fue destituido del cargo en agosto 2015 y acusado de dirigir una mafia con el Banco Peravia. En ese momento Pimentel Kareh dijo ser solo “un agraviado, un afectado”. Sin embargo, su asistente, Jenny García Polanco, aseguró que entre el funcionario y el presidente del banco había un acuerdo para que la mayoría de las obras a cargo de la OISOE usaran a la aseguradora del banco, Unión de Seguros, bajo la condición de que la mitad del valor fuera entregado a Débora Pimentel, hija de Pimentel Kareh, y a Vilma Mejía, pareja del funcionario.

Suicidio de arquitecto

Dos años más tarde, en 2017, el suicidio del arquitecto David García destapó una mafia que extorsionaba a los empleados de la institución bajo la amenaza de quitarles las obras que habían ganado si no tomaban créditos en instituciones vinculadas a la red.

“Me dejé llevar de promesas por parte de Joel Soriano y Alejandro de los Santos, incurriendo en deudas que me son imposible de pagar, pues ellos se han ido quedando con todo”, confesó en la nota que dio paso a una investigación sobre manejos en la institución.

El arquitecto había ganado en sorteo la remodelación de una escuela en Monte Plata y que ese mismo día se había depositado en su cuenta el pago de la última cubicación.

“Precisamente en el día de hoy, se le transfirieron a la cuenta del Banco de Reservas, los fondos correspondientes a la última cubicación la dicha obra, ascendentes a un valor neto de RD$6,652,768.38. El valor total de la obra fue de RD$21,444,781.64”, se informó a raíz de la tragedia, aunque sin detalles del momento en que se hizo el depósito.

Por el caso fueron encarcelados Alejandro de los Santos a seis años de cárcel; y a cinco años Julio Rafael Pérez Alejo, Joel Soriano y Juan Ernesto Romero Pérez.

Luego del suicidio del arquitecto la OISOE fue escenario de cadenas humanas protestando contra los casos de corrupción destapados en la institución y en pedido al presidente Danilo Medina el cierre de la institución.

admin