Plantean al Gobierno destinar 14,820 pesos al mes a 1,6 millones de hogares –

SANTO DOMINGO.- El movimiento Bien Común propuso ante la crisis que enfrenta el país por el coronavirus, la aprobación de una renta básica transitoria de 14,820 pesos; la congelación del pago de préstamos y cuotas de financiación por tres meses y la eliminación del ITBIS de los productos básicos.

La formación planteó, además, un plan de blindaje de los empleos, y una fiscalización estricta de la política de control de precios para evitar que en los colmados, mercados y supermercados se especule con el costo de los alimentos básicos, así como suspender el Plan Nacional de Asfaltado, para tener más recursos que destinar a la salud.

Asimismo, plantea mantener intactos los fondos del pago vacacional de los trabajadores, asignando compensaciones tributarias o subsidios a las empresas más pequeñas que no puedan asumir el costo.

En un documento, Bien Común dice que la aplicación de una renta básica de 14,820 pesos beneficiaría a 1,6 millones de hogares, recursos que financiaría el Presupuesto General del Estado 2020, el cual faculta al Poder Ejecutivo, asegura, a agregar el 0,5 % del PIB nominal al 1 % de los ingresos corrientes estimados por el Gobierno destinados a cubrir los imprevistos por calamidad o emergencia pública.

Las propuestas

También propuso reducir la carga tributaria de la clase media y de los sectores empobrecidos, a través de dos “medidas concretas”.

Una es, exonerar del pago del ITBIS a los derivados lácteos, café en sus distintas variedades, aceites, azúcares, cacao y chocolate.

Además, eliminar, por tres meses, el pago de impuestos derivados de productos de higiene íntima femenina, particularmente toallas sanitarias, tampones, jabones, afeitadoras, entre otros.

El documento de propuestas económicas incluye congelar por tres meses los pagos por concepto de intereses, ya sean hipotecarios, personales o de cualquier tipo, así como congelar el pago de cuotas de financiación de adquisición de bienes muebles tales como vehículos o electrodomésticos.

Sugirió, además, el “control estricto” en centros de abastecimiento minoristas, mercados informales agrícolas y puntos de distribución de ayudas públicas, creando un protocolo común, acorde con las medidas sanitarias aplicadas a nivel local, para garantizar que se mantengan en funcionamiento.

El movimiento aseguró que suspender el Plan Nacional de Asfaltado que ejecuta el Ministerio de Obras Públicas permitiría disponer de inmediato de 8,615.5 millones de pesos para equipamiento de equipos y materiales en los hospitales.

wj/am

admin