La reactivación en Latinoamérica se debate entre la necesidad y el miedo –

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este lunes que en el planeta hay ya 26,9 millones de enfermos por COVID-19 y 880.994 muertos.De estos, 14,1 millones de casos positivos se concentran en América, que es la zona del mundo con la mayor cantidad de decesos al alcanzar 486.000.

En el continente, Estados Unidos se mantiene como el territorio con más casos (6,1 millones), seguido por Brasil con 4,1 millones de contagios.

Del listado de los 10 países más afectados por el coronavirus también hacen parte Perú (683.000 infectados), Colombia (658.000), México (629.000) y Argentina (471.000).

SOS POR AMÉRICA LATINA

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, alertó este lunes que «Latinoamérica arriesga un retroceso de dos décadas de avances», por lo que necesitará ayuda internacional para atender los retos económicos y sociales que tiene por delante tras la pandemia.

Debido a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha estimado que esta región sufra un decrecimiento del 9,4 %, Grynspan ha dicho que le preocupa «enormemente» que las brechas sociales aumenten en lugar de disminuir.

Por ello, considera que Latinoamérica será la segunda región más lesionada económicamente detrás de Europa.

REAPERTURA CONTINÚA ASÍ COMO EL VIRUS

Precisamente, para tratar de levantar la cabeza y hacerle el quite a la pobreza aún en medio de la paliza que la COVID-19 le da actualmente al continente, los países siguen en su proceso de reapertura de sectores claves como el comercio y el turismo.

En Estados Unidos, que ha tenido que enfrentar al virus en plena campaña electoral y con las revueltas sociales en las calles, el presidente Donald Trump aseguró este lunes que se vive la «recuperación más rápida» del mercado laboral, y prometió crear 10 millones de empleos en 2021 si logra la reelección el próximo noviembre.

Trump destacó que el mes pasado la economía estadounidense añadió 1,4 millones de empleos, lo que representa 10,6 millones de puestos de trabajo nuevos desde mayo pasado.

A pesar de ello, a la fecha sólo alrededor de la mitad de los 22 millones de empleos que se perdieron durante la pandemia se han recuperado.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, señaló que los casos comienzan a registrar un incremento tras varios días de retrocesos en las cifras diarias y comentó que el alza podría deberse a la reapertura de la económica.

«Los resultados totales deberían estar ya influenciados por la reapertura económica, pero aún no se pueden acreditar totalmente a la misma. Lógicamente, al incrementar la circulación de las personas aumenta la circulación del virus y el riesgo de contagio es mucho mayor», dijo el mandatario del país centroamericano, que acumula 26.413 casos, de los que han fallecido 764 personas.

admin