Muere bodeguero dominicano baleado en la cabeza durante ataque a tiros dentro de su bodega en Long Island



Visitas :
106

Muere bodeguero dominicano baleado en la cabeza durante ataque a tiros dentro de su bodega en Long Island

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El bodeguero dominicano Bolívar Rodríguez de 61 años de edad y propietario de la bodega “La Vaquita Corp.” en Copiague (Long Island), murió ayer lunes en la tarde después de ser baleado en la cabeza por Dionisio Calderón Oseguera, de 62, quien también asesinó a Manuel de la Cruz Hernández y dejó graves a Juan Ramone Avilla Roque y Daniel E. Acosta.

Calderón Oseguera, que fue detenido el domingo y acusado por la policía del condado Suffolk (Long Island) de dos asesinatos en segundo grado y dos intentos de asesinatos en el mismo grado, confesó a los investigadores que hizo cuatro disparos porque alguien en la bodega le dijo que él es un narco.

El bodeguero murió después de ser desconectado del soporte vital luego que los médicos lo declararon con muerte cerebral al llegar a la emergencia del hospital Southside en Bayshore (Long Island).

El sangriento incidente se produjo el sábado a las 6:10 de la tarde, cuando varios parroquianos estaban disfrutando en la bodega, que cuenta con mesas y sillas para servir comidas y cervezas.

Rodríguez, quien emigró en 1977 desde la República Dominicana a Estados Unidos, llevaba casi 30 años al frente de su bodega con la que logró levantar a su familia, con tres hijos y su esposa Jocelyn Rodríguez, quienes acudieron a un memorial frente al establecimiento ayer lunes para llorar y recordar al difunto.

La viuda y sus hijos, Bolívar y Oscar, lo describieron como un hombre de trabajo que no faltó un solo día del año a las jornadas en la bodega y era muy querido por la comunidad de Copiague donde está el negocio y en el suburbio de Amytiville donde vivía con su familia.

El herido que todavía sobrevive sigue en estado crítico.

“Fui a la charcutería La Vaquita y dos tipos en el bar me acusaron de ser narco”, le dijo Calderón Oseguera a la policía de Suffolk. Saqué mi 9 mm y disparé cuatro tiros. No sé si murieron”.

“Este fue un acto horrible y sin sentido que resultó en la muerte de dos víctimas y puso en riesgo muchas otras vidas”, dijo el fiscal de distrito de Suffolk, Timothy Sini. “La evidencia en este caso es abrumadora y buscaremos más cargos graves contra este acusado”.

Un juez del condado de Suffolk ordenó que Calderón Oseguera quedara preso sin derecho a fianza durante la lectura de cargos en el Tribunal de Primera Instancia del Distrito de Islip ayer lunes en la mañana.

Se espera que regrese a la corte el viernes de esta semana.

El abogado de Calderón Oseguera, Ian Fitzgerald de Central Islip, dijo que aún no ha visto ninguna evidencia que respalde los cargos contra su cliente, quien debe presumirse inocente, aunque el video de seguridad del interior de la bodega, lo presenta vestido de charro disparando a mansalva.

“Lo que dice el fiscal de distrito en la lectura de cargos puede ser diferente de lo que puede probar en la corte”, dijo el abogado.

Acosta recibió un disparo en la espalda y sufrió una lesión renal. Avilla Roque recibió disparos en un brazo y el pecho.

El teniente detective Kevin Beyrer, jefe del Escuadrón Contra Homicidios de la policía de Suffolk, dijo que los investigadores creen que Rodríguez, no era un objetivo escogido por el matador.

Briana Núñez, una allegada a la familia Rodríguez, abrió una campaña de recaudación de fondos mientras el bodeguero estaba en el hospital con la meta de recaudar $15 mil dólares de los cuales había recibido $4, 260 de 82 donantes hasta ayer lunes.

El hermano del bodeguero, Leo Rodríguez, dijo que los médicos hicieron escáneres cerebrales finales antes de retirarle el ventilador.

El bodeguero era el hijo del medio de 11 hermanos.

Bolívar Junior y Oscar dicen que están heridos y confundidos después de que su padre fuera declarado muerto ayer lunes.

“No se merecía irse así, mi papá era un hombre trabajador”, dijo Bolívar en una entrevista con el canal PIX 11, relatando que estaba en la bodega en el momento del tiroteo, pero se encontraba abajo donde está el sótano y el depósito para las mercancías.

Los familiares, que levantaron un altar frente a la bodega que fue cerrada por las autoridades, colocaron fotos, velones y mensajes escritos.





Source link

admin